lunes, 12 de junio de 2017

Heredera de Fuego (Trono de Cristal 3) - Libro


Autora: Sarah J. Mass
Año: 2014
Sello Editorial: Alfaguara (Penguin Random House)
Páginas: 704

Atención, este libro es la tercera parte de la saga “Trono de Cristal” si no lo leíste, te invito a leer la reseña del primer o del segundo tomo (depende dónde te quedaste) para no encontrarse con algún spoiler involuntario.

Tras un final devastador que rompió corazones, “Corona de Medianoche” nos deja con una Celaena que está casi que desahuciada, se le ha encomendado una misión imposible que la ha alejado de las pocas personas que quería y que amaba, y ahora vaga por las calles de Wendlyn, un reino en otro continente que la acerca a su pasado.


SI, FINALMENTE, finalmente conoceremos el pasado de nuestra protagonista; durante todo el tomo estaremos descubriendo distintos eventos de su pasado, hasta encontrar lo que la destruyó terriblemente hace 10 años cuando el Rey de Adarlan conquistó Terrasen, la magia desapareció, y su familia fue cruelmente asesinada. Finalmente conoceremos los pormenores y los pormayores que la llevaron a ser quien es: una asesina despiadada, una chica que parecía una belleza vanidosa en la corte, con demasiadas destrezas físicas e inteligencia. Celaena es mucho más de lo que parece ser, aunque ella no lo quiera admitir.

Y es que este libro es un libro de transición en la historia, es un libro de expansión del universo creado por Mass, pero principalmente, es un libro de crecimiento de personajes; si, no nos olvidemos de Chaol y Dorian, ellos aunque aparezcan menos también tendrán sus cuotas de participación, evolución y de aporte a la trama, pero volvamos a nuestra protagonista que es la que importa ahora:

Celaena fue enviada lejos, pero no por puro capricho de Chaol, ya que él tenía un plan, y aunque no fuese el más acertado permitió que nuestra protagonista tuviera la oportunidad de caer emocionalmente lo más bajo posible para finalmente comenzar un proceso de maduración, de crecimiento y aceptación de quién es, lo cual hacía falta en la trama. No es por nada que todos quienes se le han acercado han visto en su interior y le han pedido lo imposible: que defienda la rebelión que se está gestando contra el tirano Rey conquistador, y aunque ella no quisiera verlo, todo tiene un “por qué”.

Es así que Mass nos demuestra que tiene todo fríamente calculado: hemos avanzado por tres tomos de su saga y podemos notar que la autora nos va tirando continuamente pistas o pequeños vistazos de sus personajes y de la historia, que van conectándose por distintos puntos a medida que pasamos de tomo y que avanzamos en la saga; esto lo quiero destacar porque me sorprendió ver lo bien armado que está todo a diferencia de otras sagas que se sienten que se van armando sobre la marcha.
Así también Mass nos sorprende enseñándonos un ensanchamiento de su mundo de fantasías, una expansión del universo que nos adentra a una nueva serie de personajes que se suman como nuevos ángulos de la historia:

Por un lado tenemos la presencia de Manon: en el anterior libro se nos había contado sobre una compleja historia de la raza de las brujas, con sus luchas de poder en sus aquelarres, y ahora se nos presenta a una nueva protagonista que nos narrará la historia desde el punto de vista de las brujas, dándole por primera vez una voz a lo que sería el bando enemigo y los oscuros planes del Rey. Manon tiene otra particularidad a mi gusto, y es que resulta ser en personalidad y aspecto físico, algo así como la gemela malvada de la protagonista: ambas son hermosas y letales, ambas poseen una chispa e inteligencia, incluso tienen hasta el mismo color de pelo, pero una es buena y la otra es malvada.


Por otro lado, se nos agregan dos voces masculinas al relato, uno será quien acompañe en este tomo a Celaena: Rowan, el príncipe de las hadas, será un personaje difícil de digerir con una personalidad tosca que choca en terquedad con Celaena. Y otro será un personaje que no acompañará a la protagonista, ya que se mantendrá en el continente de Adarlan, pero siendo igual de altanero que ella será un vestigio andante de un pasado destruido que nos sorprenderá gratamente.


Al comenzar este libro encontramos un choque de velocidades con lo que habíamos venido de los dos primeros libros introductorios a la saga, pero al poco tiempo comienza a tomar forma tras la expansión del universo, lo que lo lleva a acelerar la lectura teniendo momentos muy picantes. Me encanta como Mass describe las escenas de pelea, de movimiento, o de ilustración de los lugares, es muy buena explicando permitiéndonos visualizar en todo momento lo que está pasando sin caer en lo tedioso.  Y el final… AGARRENSE DE LAS MANOS (como decía la canción xD), porque nos deja al borde de un abismo emocional con tantos giros, y tantas fichas en movimiento aprontándose para lo que puede llegar a ser una guerra descomunal.

La verdad que esta saga no para de sorprenderme, sólo va subiendo de nivel con cada tomo y no quiero imaginar lo que va a ser el resto de esta historia si ya me tiene tan enganchada. Espero que en ningún momento decaiga y ahora no nos queda otra que esperar por los próximos tomos y alucinar cuando lleguen a nuestras manos en un futuro. Clap clap clap Mass, ya me atrapaste en tus redes.


Muchas gracias a Penguin Random House por el ejemplar, por más información pueden visitar su página: Me gusta Leer.