jueves, 1 de junio de 2017

Los hombres que no amaban a las mujeres (Millenium 1) - Libro


Autor: Stieg Larsson
Año: 2005
Sello editorial: Destino (Editorial Planeta)
Páginas: 665

Probablemente cuando piensen en “Novela negra” con lo primero que lo relacionarán será con Suecia; si les soy sincera he leído poco del género: leí la saga sueca de Victoria Bergman y hacía un buen tiempo que quería adentrarme en Millennium, la cual es famosa por la adaptación estadounidense bajo el título “The Girl with the Dragon Tattoo”.

Esta saga fue escrita por Stieg Larsson (periodista en su momento), y tuvo un gran éxito con la publicación de este libro; los dos siguientes fueron publicados post mortem (el autor falleció de un ataque cardíaco, y si leen cómo fue en Wikipedia podrán informase de su trasfondo que lo llevó a tener una vida muy insalubre).

En el primer tomo nos conduce por una larga introducción en la cual nos mostrará los distintos personajes que conformarán la historia:

En un primer capítulo tenemos a dos señores mayores que mantienen una misteriosa conversación telefónica: uno de ellos es Henrik Vanger un magnate que recibe como regalo de cumpleaños un cuadro que enmarca a una flor; pero desconoce el remitente, del otro lado de la línea quien escucha es un detective retirado, que nunca ha logrado encontrar las respuestas para este misterio.

Al siguiente capítulo se nos transporta a otro lugar donde conoceremos a quien será el protagonista del libro, un periodista llamado Mikael Blomkvist (con muchas similitudes a su creador), quien fue engañado en medio de una investigación que realizara al mangate industrial Hans-Erik Wennertröm; este industrial lo llevó a juicio por calumnias y ganó, provocando que Mikael no sólo tenga que pasar unos meses en prisión y pagar una multa, sino que también perdiera toda credibilidad periodística de la cual siempre se había enorgullecido.



La tercera protagonista de esta historia, la cual irá cobrando relevancia a medida que nos adentremos en la trama, será “la chica con el tattoo de dragón”, Lisbeth Salander. Ella presenta una imagen punk, llena de piercings y ropa de cuero, es flacucha, y con su comportamiento inquisitivo y a la vez huraño es tildada de freak. Lisbeth no crea lazos con nadie, no sabe cómo relacionarse con los demás, su único hobbie se ha convertido en su trabajo el cual es investigar y sacar los secretos a la luz de todo aquél que tenga en la mira, ella tiene sus métodos, pero también tiene una triste vida, llena de desolación.  

“Si había alguna mierda oculta que desenterrar, ella iba derecha al objetivo como si fuera un misil de crucero programado.” Pág. 48


Durante las primeras 150 páginas nos encontraremos que el libro es muy cuesta arriba, sentiremos que la introducción es extremadamente larga, que parece que no pasa nada porque el caso todavía no es planteado, pero nos permite conocer las esencias de los protagonistas profundizando en sus maneras de ser y pensar. Acompañando a esto, tenemos algo curioso y son los cambios de velocidad dentro del relato, los cuales representan a las formas de ser de los protagonistas: cuando se nos narra la historia desde el punto de vista de Mikael es como a un ritmo tranquilo, casi que decaído, como se encuentra él en este momento. Pero cuando el relato cobra la voz de Lisbeth, el ritmo se dispara y se vuelve vertiginoso como la personalidad implacable de la otra protagonista.


Por suerte cuando finalmente termina este enorme preámbulo tendremos como hilo conductor el caso que tanto preocupa a Hernik Vanger. El viejo magnate decidirá contratar al periodista caído en desgracia para que investigue a toda su familia, todos los posibles sospechosos que pudieran haber matado a su adorada sobrina Harriet, la única persona que le regalaba una flor en cada cumpleaños. Pero el mayor problema que se presenta es la antigüedad del caso, que fue hace 40 años, por lo que Mikael tendrá una gran labor por delante revisando toda la información reunida en busca de alguna pista que no fuera encontrada antes. Y no solo eso, también otra dificultad y es la numerosidad de la familia Vanger, que nos tendrá a nosotros haciendo árboles genealógicos para poder recordar quién era quién.

Si, hice un árbol genealógico y encontré uno en la página 205, 
igualmente el que me hice me sirvió mientras tanto xD

El título del libro hace referencia al caso en cuestión y a distintos sucesos que acontecen en el correr del relato, todo el libro irá demostrando distintos momentos de violencia hacia las mujeres, incluso el texto está dividido en 4 partes que sirven de división temporal, y al pie de cada página que sirve de división, encontraremos datos estadísticos de Suecia:

“En Suecia el noventa y dos por ciento de las mujeres que han sufrido abusos sexuales en la última agresión no lo han denunciado a la policía.” Pág. 511


Esta cita puntualmente fue una de las cosas que se hablaron en la reunión del club de lectura, y una de sus coordinadoras, Joanna, acotó información sobre cómo es la sociedad del país sueco: se trata de una sociedad individualista, donde da para pensar en cómo termina afectando a las mujeres los casos de abuso y como ellas no tienen una mentalidad que les permita pensar que son víctimas, sino que con una cierta distancia de la situación deciden no denunciar a la policía.


Creo que es ese tipo de libros que desde la ficción intenta señalar a la realidad, y remover dentro de la mugre las partes más feas de la sociedad que lo rodea.  Siendo un periodista que se dedicó a denunciar cosas que la sociedad decidió taparse los ojos para no ver e ignorar, en este libro Larsson nos lleva a cuestionarnos el accionar de los personajes, y a nosotros como extranjeros, darnos el doble trabajo de observar y ponernos en las zapatillas de mentalidad colectiva muy distante a la nuestra. Es un libro que quizás no tenga la tapa más atractiva y que además cuesta comenzar, pero que resulta muy interesante para quien quiera abordar la clásica historia con el investigador decadente, con un misterio que parece no tener vuelta y un planteo de personajes que ha marcado tendencia y que nos dejan con ganas de continuar leyendo la saga para ver su evolución.