lunes, 16 de octubre de 2017

Si yo fuera tu chica - Libro


Autora: Meredith Russo
Año: 2016
Páginas: 275
Sello editorial: #numeral

Primero que nada gracias a Stephie por recomendarme fervientemente este libro y prestármelo. Realmente me generaba mucha expectativa tras leer su reseña y escuchar sus comentarios, y la verdad que no me decepcionó.

Siguiendo con el mes de la diversidad quise meterme en una historia tan lejana para mí pero a la vez tan importante para comprender a un sector marginado de la sociedad, que son las personas trans. Las personas trans en nuestra sociedad luchan día a día para tener cabida, para conseguir un trabajo digno y no terminar en las calles como trabajadoras sexuales donde corren el riesgo de fallecer por enfermedades o por violentos que deciden matarlas, piensen que el promedio de vida de este sector de la sociedad llega hasta los 30 años y no tienen altas perspectivas de vida porque justamente no consiguen insertarse en la sociedad, e inclusive en muchos casos son discriminados por su familia por lo que se terminan suicidando; o fallecen por un consumo excesivo de sustancias. En parte esto se solucionaría si la gente abriera la cabeza y les dieran cabida a un trabajo digno; si piensan “ah yo tampoco tengo trabajo” o “mi trabajo es una porquería”, imagínense a estas mujeres y hombres que son mirados con desprecio por una sociedad conservadora que no los quiere comprender y no los quiere cerca; para ellos es mucho más difícil.

Mi corazón gritó que ellos sabían (…). Esa era la clase de situaciones que hacía que chicas como yo terminaran muertas” Pág. 20


Para mí es bastante importante apoyar a este sector. Mis herramientas creo que son diminutas como una uña, pero por lo menos si puedo incentivar este tipo de lectura en lo más mínimo para generar un mínimo de comprensión, me considero hecha.

Así llegué también a este libro, con las ganas de comprender mejor y con cierto bagaje académico sobre las penurias que pasan; así conocí a Amanda.

Amanda es una chica trans que se encuentra viajando en un ómnibus huyendo de un pasado en un pueblo que la violentó, que la maltrató por ser diferente; ella está abandonando a su madre amorosa, una de las pocas personas que la apoyó, que le pagó por su tratamiento y sus cirugías, para dejar de sentirse en un cuerpo que no es suyo. Su destino es otro pueblo de mentalidad cerrada, su nuevo hogar será con su padre… quien se distanció porque ella no era el niño que él quería, pero aun así ambos se dan una nueva oportunidad.


Ella es un manojo de nervios, tiene miedo de que su gran secreto sea descubierto, teme que su físico de alguna manera la delate, aunque todo el mundo le diga que es hermosa y que los varones se queden como bobos observándola.

Fuente
Pero ella irá plantándose ante una nueva realidad para finalmente tener esa vida normal que siempre quiso; finalmente podrá actuar como la chica adolescente que es. Así, con 18 años y estando en preparatoria, es que comienza a visitar el lugar que le solía estar prohibido de la cafetería, donde los chicos populares la observarán de reojo y coquetearán con ella. Conocerá un grupo inigualable de amigas que será uno de sus grandes tesoros. Y se permitirá ir a fiestas, y quizás también deje de desinhibirse y conocerá a un gran amor. Si, quizás sea todo muy de novela adolescente yankee, pero hay que visualizar el contexto de pueblito estadounidense, y les admito que esto fue algo que en cierto punto me llegó a rechinar un poquito, pero son temas míos.

La letra apareció (…), ordenándome que me esforzara, que fuera mejor, más rápida, más fuerte y que me recordaba que mi trabajo nunca terminaba…” Pág. 63 (Referencia a: Daft Punk - Harder, Better, Faster, Stronger)


Nuestra protagonista probablemente no sea la trans que se imaginaban -de hecho es tremenda freak- (cosa que me hace sentirme más cercana con su personalidad), pero al ser hermosa y toda la situación tan ideal es algo que la autora comenta que hizo a propósito, para que el relato sea más ameno y podamos meternos en la piel de una chica así. Quizás si nos hubieran puesto a alguien que hubiera comenzado con su tratamiento en un momento diferente de la vida, donde el desarrollo masculino ya se hubiera dado, hubiera tenido sus pros y sus contras para un público más general, pero igualmente, sea como sea, creo que es una gran introducción a este tipo de literatura LGTB.


Incluso siendo tan “ameno” el relato de a poco iremos viendo las caras de un duro pasado, ya que en medio del presente tendremos algunos capítulos que nos transportarán a cuando Amanda era un niño pequeño, o en el periodo donde se intentó suicidar y cuando finalmente sucedió la tan esperada transformación. Aquí el relato se torna intenso permitiéndonos comprender porque Amanda carga con tantos temores a pesar de que con su agraciada apariencia, nadie pueda llegar a imaginarse su pasado.

“Si yo hubiera tenido la fortaleza para ser normal, pensé, o al menos la fortaleza para morir, entonces todos habrían sido felices.” Pág. 11


El libro en si presenta una prosa ágil; quizás la traducción de esta nueva editorial por momentos sea algo confusa pero le pasa hasta las más grandes editoriales, y si bien creo que puede y debe mejorar, lo que realmente no me gustó fue que la portada sea igual que la de Camille de Pierre Lemaitre, teniendo una tapa original tan hermosa.

Whyyyyy???!!!

En sí, es un libro muy lindo, y lo recomiendo como una buena puerta de entrada para quienes quieran indagar sobre qué piensan y viven las adolescentes trans, además como su propia escritora sea una mujer trans no hay nadie mejor para expresar estas vivencias. Ojalá venga más de este tipo de literatura más adelante y que la gente se anime a leerlos.


“Tal vez, los secretos y las mentiras eran parte de la vida, tal vez todos tenían algo sobre lo que se mentían a sí mismos, o algo que estaban escondiendo”. Pág. 91